• Quick View
    Alberto José González ChavesJosé Luis Galán MuñozSantiago Calvo Valencia

    Don Marcelo

    29,90

    SINOPSIS

    Don Marcelo ha sido de las personas que más han influido en mi vida.

    Él fue el instrumento de la Providencia para que mi vocación sacerdotal creciera y madurara en aquel Seminario que propició con su carta Un Seminario nuevo y libre, fruto precioso del Concilio Vaticano II. Recuerdo con viveza sus palabras aquel 12 de julio de 1981: En el Evangelio que se nos ha leído hoy se habla de vosotros, porque estas palabras de la parábola del sembrador son aplicables perfectamente a este momento y a vuestras personas. ¿Qué sois o qué vais a hacer? Sembradores de la vida de Cristo en el mundo, esa es vuestra misión. Todo el conjunto de vuestros actos de vida se orienta hacia este fin: sembrar la vida de Cristo en el mundo.

    Don Marcelo es, sin duda, una de las figuras más importantes no solo de la Iglesia de Toledo, sino de la Iglesia de España y, aún, de la Iglesia universal del siglo XX. ¿Cómo podríamos resumir su rica vida y personalidad y su extenso ministerio sacerdotal y episcopal?

    Del prólogo de Monseñor Francisco Cerro Chaves,
    Arzobispo de Toledo y Primado de España

    Don Marcelo recoge numerosas fuentes y testimonios que dan fe de la vida del cardenal Primado y narra algunas de sus «transiciones»: la de sacerdote a obispo, responsabilidad angustiante que no deseaba; la de su traslado de Astorga a Barcelona, al que fue reticente; la de la Iglesia anterior al Vaticano II a la del posconcilio, donde queda de manifiesto el celo con el que Don Marcelo trató de aplicar el Concilio como hijo humilde y agradecido de la Iglesia; o la Transición, el advenimiento de la democracia a España, durante la cual su postura también es incomprendida demasiadas veces.

    Los autores recogen también muchos detalles de sus relaciones con figuras esenciales para la vida de la Iglesia durante el último siglo, como los santos pontífices Juan XXXIII, Pablo VI y Juan Pablo II; san Josemaría Escrivá y el beato Álvaro del Portillo; santa Maravillas de Jesús, el cardenal Tarancón o el general Franco.

  • Quick View
    Guillermo Altarriba

    El cuarto rey mago

    18,90

    SINOPSIS

    Conoces la historia de los tres Reyes Magos, pero… ¿sabes qué le ocurrió al cuarto?

    Región de Judea, siglo I. Cuando una nueva estrella aparece en el firmamento, los mayores sabios del mundo llegan a una conclusión: se ha cumplido una antigua profecía. Los peregrinos se ponen en marcha hacia el destino que indica el cielo. Melchor parte desde Grecia; Gaspar, desde la India; Baltasar, desde Egipto… y el joven Artabán, desde Persia.
    Los tres primeros —esto ya lo sabes— llegaron a tiempo a Belén, el lugar fijado por la estrella, pero el cuarto rey mago se perdió por el camino.

    Esta es la historia de sus aventuras: un viaje que empieza junto al Templo del Fuego y que llevará a Artabán a enfrentarse a grupos de bandidos malvados y plantar cara a reyes enloquecidos, pero también a conocer amigos leales y a dar respuesta a sus anhelos más profundos.

    Con El cuarto rey mago y de mano del artista Guillermo Altarriba, Bibliotheca Homo Legens acerca a los niños —y a los no tan niños— una emotiva historia de fe y valores que, sin duda, transformará corazones.

  • Paul Thigpen

    Santos que vieron el Infierno

    19,90

    SINOPSIS

    Gusanos que roen, fuego que no se apaga, oscuridad total, llanto y rechinar de dientes. Con estas terribles palabras, Dios nos advierte de que el Infierno es real… y de que, como real, también es un destino posible.

    Desde los primeros tiempos de la Iglesia, santos y otros videntes católicos han relatado horribles escenas de castigo eterno. Docenas de santos a lo largo de la historia han descrito los terrores del Infierno y relatado el horror de ser separados de Dios por la eternidad. Son dones que Dios concede a aquellos capaces de soportarlos para que el resto podamos corregirnos y arrepentirnos.

    En Santos que vieron el Infierno, las visiones y testimonios de san Juan Bosco, santa Teresa de Ávila, los pastorcitos de Fátima, Ana Catalina Emmerick, santa Faustina Kowalska, santa Hildegarda de Blingen, santa Catalina de Siena o san Beda se dan cita con las advertencias de Jesucristo, los profetas y los apóstoles sobre este terrible destino.

    Las escenas de estas páginas, que varían en detalles y fuentes, dan testimonio de una verdad desgarradora: el Infierno es la garantía final de que lo que hacemos en la Tierra importa realmente. En ocasiones, un vistazo a las penas y tormentos de las almas condenadas en el Infierno es lo que necesitamos para continuar, ya con esfuerzos renovados, nuestro camino para amar más a Cristo y alcanzar, con Su ayuda, la gloriosa felicidad del Cielo.

    Ya a la venta