• Gabriel Ariza

    Conversaciones con Paco Pepe

    16,90

    SINOPSIS

    Su blog -La Cigüeña de la Torre, alojado en Infovaticana- es el número uno de España en lo que a información eclesial se refiere y uno de los más leídos de Hispanoamérica. Tanto éxito no es producto del azar, sino de una labor continuada de años (Fernández de la Cigoña lleva escribiendo de las cosas de la Iglesia desde antes de cumplir los veinte).

    En este libro Paco Pepe habla de esto con Gabriel Ariza y de muchas cosas más: los mil y un líos vaticanos, Papas santos y otros de mirada torva, el preconcilio, el Concilio y el posconcilio, el Opus y los kikos, por supuesto la Compañía de Jesús (la de verdad y esta de ahora), la Guerra Civil, sus padres, la España de Franco, la cosa esa de la Transición, Don Marcelo y Tarancón, los amigos muertos (y también los vivos), el milagro de Lerma, quién es quién en la Iglesia en España (y quién no debió ser nunca nadie)… Quien lo lea de principio a fin –y bastará leer la primera pregunta y repuesta para no poder parar hasta la última- llegará a una conclusión segura: que Paco Pepe, más que un comecuras, es un hermanito de los pobres.

  • Marie de Sainte-Hermine

    Una familia de bandidos en 1793

    16,90

    SINOPSIS

    Resulta difícil no emocionarse varias veces al sumergirse en esta narración —a medio camino entre la novela de aventuras y el relato autobiográfico—, atribuida en un principio a Jean Chaurrau, el jesuita que la llevó a la imprenta. Sin embargo, en las últimas ediciones francesas es más común, y más justo, encontrar el nombre de María de Sainte-Hèrmine como autora. Ella misma explica en las primeras páginas el objetivo que le movió a escribirla: dar a conocer a sus descendientes los beneficios con los que Dios ha colmado a su familia «beneficios amargos, sin duda, pero preciosos a la vez». Es uno de sus nietos quien entrega el manuscrito a Chaurrau con la autorización para publicarlo.

    El conmovedor testimonio de Sainte-Hèrmine nos muestra el Terror de la revolución más allá de la conocida barbarie parisina, porque los cantores de La Marsellesa también perpetraron el primer genocidio moderno, masacrando a toda una región que se resistía a convertirse en esclava de las nuevas ideas. El episodio se llama la Guerra de Vandea (la Vendée) tomando el nombre de la región insurrecta, y «bandidos» llamaron a aquellos nobles y campesinos que se bordaron en las camisas el Sagrado Corazón con una divisa antigua, Dios y el Rey, es decir, lo más proscrito de la Francia revolucionaria. Este libro es la terrible historia de una familia de aquellos memorables bandidos.

    4ª edición ya disponible